Esta entrada recoge la reflexión realizada por Carlos García Martín sobre el patrimonio industrial textil de la ciudad de Béjar y su puesta en valor, en el trabajo desarrollado en la asignatura Patrimonio Urbano y Planeamiento durante el curso 2016-2017. El patrimonio industrial de la ciudad de Béjar disfruta de cierto grado de protección al encontrarse inventariado por el Instituto del Patrimonio Cultural de España dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Además, el entorno natural del río Cuerpo de Hombre en el que se localiza dicho patrimonio se encuentra incluído en la RED NATURA 2000 como lugar de interés comunitario (LIC) y cuenta con la declaración de RESERVA DE LA BIOSFERA – Sierras de Béjar y Francia.

A pesar de la reciente protección de dicho patrimonio industrial de la ciudad de Béjar, esta reflexión pone de manifiesto las pérdidas patrimoniales producidas en los últimos años, como son la Fabril Militar, el Tinte del Duque, Hispano Textil o viviendas solariegas. Esto hace plantearse al autor la necesidad de una mayor protección de los elementos aislados y del conjunto como un todo indisoluble ligado a su entorno.

Desde la Edad Media, la ciudad guarda relación con su pasado industrial textil, lo que ha provocado la construcción de tipologías de viviendas asociadas a los grandes empresarios o las casas de obradores, donde pequeños artesanos desarrollaban su actividad textil, dejando un legado y una configuración urbano característica de la ciudad y justificada con su historia. Este legado fabril ha dejado un gran conjunto de inmuebles y elementos conservados en el entorno como saltos de agua, molinos para generar energía hidroeléctrica, turbinas y otros elementos técnicos, así como muestras provenientes de los laboratorios de las industrias y las piezas textiles de la época fabricadas en la ciudad que nos sirven para conocer los métodos de trabajo que aún hoy en día siguen vigentes y aportan a este patrimonio un valor etnológico.

Para Carlos, es innegable el valor artístico que contiene el conjunto, pues, además de formar un conjunto estéticamente armónico que podría considerarse artístico al evocar la decadencia propia del romanticismo y los valores de antigüedad, algunos elementos como la fábrica de García y Cascón o la de Gómez Rodulfo, se tratarían de elementos con cierta calidad estética por su tipología o forma de construcción.

El conjunto entre la ciudad, el patrimonio industrial mueble e inmueble y su entorno generan un paisaje único que se ve potenciado al ser observado desde los alrededores donde se puede valorar el contraste entre la ciudad, la zona industrial ribereña y la mezcla de naturaleza que abraza todo el conjunto. Cuando alcanzamos a comparar el frente sur de la ciudad, con las murallas recorriendo la escarpada colina y las chimeneas erigiéndose desde las profundidades, Carlos entiende justificable el valor paisajístico como algo intrínseco a este conjunto, pues la totalidad de la ciudad perdería gran parte de su imagen si esta se perdiera.

Sin embargo, debido a la competencia asiática por su bajo coste de producción, la desaparición del ferrocarril Vía de la Plata y la tardía construcción de carreteras que pudieran subsanar dicha deficiencia, la industria textil se ha visto afectada con el cierre de numerosas fábricas. Para evitar la desaparición de este patrimonio, el alumno propone la investigación, conservación, recuperación y divulgación de todo el patrimonio textil, estableciendo relaciones entre los diferentes valores patrimoniales, manteniendo de este modo tanto el patrimonio material como inmaterial.

Finalmente se enumera el patrimonio industrial existente y se defiende su puesta en valor para evitar así su pérdida, con acciones que podrían hacer posible el mantenimiento del uso fabril o actuaciones que permitan la diversificación de usos que no agredieran al conjunto. Algunos ejemplos de los que propone el alumno serían una escuela de alta costura y producción de calidad en la fábrica de García y Cascón; la Escuela Técnica de Ingeniería Industrial de Béjar como pilar fundamental para dar continuidad a la historia local, así como fomentar la investigación y divulgación a través del sistema educativo, o la propuesta de conversión de la Real Fábrica de Diego López en la sede del Centro de Estudios Bejaranos, donde se dé a conocer la labor de esta y otras instituciones mencionadas anteriormente a toda la ciudadanía, creando un edificio polivalente donde se pueda acceder a la historia.

Consulta el trabajo completo