Esta entrada recoge la reflexión realizada por Nuria Zamora Rojas sobre los valores patrimoniales de ciertas arquitecturas vinculadas a la actividad olivarera en el trabajo desarrollado en la asignatura Patrimonio Urbano y Planeamiento durante el curso 2015-2016. Nuria aborda esta problemática a través del estudio de la Torre del Olivar y Hacienda de la Mina Chica en Dos Hermanas, dentro del conjunto de elementos arquitectónicos más relevantes en la cultura tradicional nazarena: Las Haciendas del Olivar.

Esta reflexión surge como respuesta a la reciente remodelación de la Calle Real Utrera de Dos Hermanas, la cual culmina con la Hacienda de la Mina Chica del siglo XVIII, y que tiene como elemento significativo la Torre del Olivar. En este espacio el cual ocupaba la antigua Hacienda, se llevó a cabo la demolición de toda la vivienda, dejando intacto únicamente como símbolo de su arquitectura, la Torre del Olivar junto a su contrafuerte. Debido a la ampliación de la calle, se genera un nuevo espacio público, quedando pendiente aún la construcción de un edificio de titularidad pública en las inmediaciones.

La ciudad ha adquirido un nuevo espacio de encuentro social, que por su cercanía al centro principal de la ciudad, obtiene gran concurrencia, pero el hecho de que solo se conservara como valor patrimonial la torre y su principal estructura que le llamó la atención. Por lo que, realiza un estudio del valor patrimonial de la Torre del Olivar y la Hacienda, atendiendo al conjunto que supone las Haciendas del Olivar dentro de Dos Hermanas.

La Hacienda de la Mina Chica es conocida como la antigua vivienda de la escritora Cecilia Böhl de Faber, es decir, Fernán Caballero, una de las figuras más representativas de Dos Hermanas, en la cual residió durante los años 1822 y 1835. Este edificio es nombrado incluso en unas de las obras de la escritora “La familia Alvareda”, donde se desarrolla su vida. La fachada principal de la Hacienda es la de entrada, característica por su moldura, la cual contiene la inscripción “Anno Domini MDCCLXXXI” (Año del Señor 1781), fecha de construcción del edificio. Además bajo él aparece un pequeño azulejo con la imagen de la Virgen del Mayor Dolor, ya que era un edificio de relevancia respecto a la semana santa nazarena.

El valor patrimonial de la Hacienda de la Mina Chica ha generado diversas controversias, habiendo incluso algunos artículos en los cuales toman posturas totalmente opuestas, justificando como sí o no es un valor patrimonial importante dentro de la ciudad de Dos Hermanas, tal como atestiguan los artículos referenciados en su trabajo.

En su opinión si se atiende a la edificación en sí misma, tiene un valor asumido, ya que todo el mundo lo entiende como un lugar importante dentro de la ciudad de Dos Hermanas, tanto por aspectos artísticos y arquitectónicos, como culturales; debido a que es una tipología que significativa de la historia de la ciudad. Por lo que, tiene valores propios, ya que tiene una tipología constructiva y uso específico dentro de las haciendas que se han realizado.

También se pueden reconocer valores de contexto, ya que pertenece al conjunto que forman las Haciendas de Olivar y las torres-mirador, y la estrecha relación que existe con la hacienda de la Almona. Por lo que la Hacienda de la Mina Chica, puede ser considerada conjunto histórico.

En el proyecto realizado en la Hacienda de la Mina Chica, solo se ha conservado la Torre del Olivar y el arco, con su fachada principal que contiene la moldura, demoliendo el resto de la hacienda y sus edificaciones medianeras. Sobre la misma, puntualiza que se ha tenido en cuenta la conservación de los elementos más relevantes de la edificación conservándolos, pero no la relación de la edificación con el resto del conjunto. Se deberían haber conservado el resto de la edificación, ya que tenía una tipología singular, demoliendo sólo las edificaciones colindantes que estaban en mal estado.

En general, se ha realizado una buena conservación del elemento, pero en su opinión no se ha profundizado en otros aspectos que también deberían haber sido conservados de la edificación y que podrían haber complementado con el nuevo espacio público.

Consulta el trabajo completo